miércoles, 7 de febrero de 2007

Aquí es donde te has metido

El Séptimo Infierno es un bar, una enorme discoteca, es el lugar donde te encuentras a las cuatro de la mañana sin estar seguro de si estás tocando fondo o en el mejor momento de tu vida.

Tiene su lugar y sus medidas en el espacio, pero quienes entran en él no lo ven exactamente del mismo tamaño y con la misma forma, y no lo encuentran en el mismo sitio. Pero todos quieren llegar a él, y todos quieren volver a él, porque cuando estás dentro encuentras lo que estabas buscando.

El Séptimo Infierno está regentado por Alice Vannoy, que es una joven que siempre sonríe, y que puede ser la más amable o la más cruel de las mujeres, dependiendo de con quién está tratando.

En la Divina Comedia, los peores círculos del Infierno, el Octavo y Noveno, estaban reservados a los mentirosos y los traidores. Hasta allí, Dante aún mostraba compasión hacia los condenados.

Según el criterio de Vannoy, si por tus pecados no mereces mayor condena que la de ir al Séptimo Infierno, todavía puedes ser perdonado.

Pero, ¡ay! del que cruza sus muros.

14 comentarios:

Joan Bandarra dijo...

Mi única vida es el Séptimo Infierno. De todos los arroyos que nos sumen en el fango de Aqueronte, el círculo de los violentos consigo mismos es el bosque de los infinitos escuálidos, de los árboles en que los hombres se tornan hiedra, donde aquellos espartos que en brazos se ramifican hasta alcanzar caminos que encadenan los indignos hijos del sortilegio, el Séptimo círculo es el más imposible de los ciclos cainíticos que permiten todasl as perversidades. Vannoy regenta cual Perséfone sin su Hades el mundo que sólo pudo crear a su auténtica imagen. Tuvo lugar su advenimiento en el ciclo de Tauro bajo el aura de los más grandes. Dijeron sus aurispices desgranando las entrañas que su sigo era el más grande. El más deseado. El único. Pertenecía al influjo del llamado Sol Cósmico, conocido en las tradiciones mayas, como en el silencio de los grandes panteones, como el estigma de la perdurabilidad. Porque Vannoy estaba destinada a dejar un rastro, no de sangre sino de linaje de una estirpe de eternos servidores. Pues su Sol era el del que tenía que dar la luz en lo más profundo de la tiniebla, en su averno erigido en su honor y en el de sus nieblas, en su gran valor, en su cúmulo de laudos, en su más preciado don, en su destino fulgurante de guía individual, puesto que ella creó un Infierno para los que obtuvieron el Paraíso pero merecieron mucho más. Y sus mayores elogios son epitafios por eternos no por elegíacos, porque su esencia es perdurable y su valor por siempre inextinto.

Mis respetos,
Nihm Smoboda.

Maga Despistada dijo...

¿Dónde se van los gritos que no van destinados a ningunos oídos? Decidme, ¿dónde? Parece que se escapen por todas las ventanas y por debajo de las puertas, pero...¿hacia dónde?

Fuimos repudiados todos nosotros. Nos prohibieron el cielo por nuestra condición social. Intentamos ser agradables con aquello que llaman "todo el mundo", los fastuosos hijos de Abel. Ellos tan educados y perfectos, dotados de ese pacifismo podrido que en el fondo no es más que una picadora de carne paria. Recuerdo que me amenazaban con el infierno cada vez que mi máscara reventaba ante ellos y mi corazón les escupía fuego. Más de una vez les dije que ellos eran la lacra. Luego llegó la marginalidad y la locura. Dejaron de dirigirme la palabra porque cada vez les parecía más alejada de su mundo.

Pero ahora eso ya no importa. Pertenece a una vida anterior. Una vida anterior de gusano urticante comedor de hojas. Después de estar en esa cavidad oscura, fue cuando pude volar con unas alas que jamás habría imaginado en mi espalda. Entonces, al encontrar que mi único lugar posible era el infierno (estar en el infierno es algo hermoso porque conlleva, al fin y al cabo, estar en alguna parte), descubrí para mi sorpresa que este lugar está poblado por heterogéneos y variopintos moradores, y que estos construyeron una especie de antro abastecedor de todos los vicios. Ese lugar donde deambulan las almas inquietas me dijeron que, al parecer, se llama Séptimo infierno y que se sitúa justo en el centro de la séptima esfera inframundana, es decir, en ninguna parte en concreto, porque, ¿dónde está el centro preciso en la superficie de cualquier esfera rotatoria? Existe, en definitiva, un bar que todos nosotros -los expulsados de la realidad- ambientamos con nuestros sueños imposibles. Un día fui a parar a sus ubres, el único techo posible.

Desde entonces, allí Vannoy (cruel con los demás y encantadora con nosotros, los afortunados imaginativos), me sonríe y brinda conmigo por todos los perros verdes del mundo.

Montserrat dijo...

"EM SENTO MORIR QUAN MORIU I EM SENTO VIURE QUAN VIVIU".

Nena K

Marqués Desastre dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=iZZCTgu8BJI

Pedro dijo...

Omnia mea mecum porto

Buen viaje, Alice.

Mawwulisa dijo...

Los gritos sin destinatario aparente, Maga, van hacía tus adentros, los escuchas tú, se clavan en el alma rota...

Pero en el séptimo infierno entrarán los hijos de Caín, los auténticos, los que no huyen de la lucha y la confrontación, los rechazados antes de entrar en liza, aquellos a los que preferimos borrar sus palabras y sus recuerdos de amor, porque se hunden en el lugar que más nos duele: nuestro orgullo.

En la liza verbal literaria y en la batalla real cotidiana Vannoy encuentra a los suyos.

Marques_De_Sastre dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Marques_De_Sastre dijo...

EL POZO

El charlatán predica delante del pozo. "Quien se tire dentro", dice, "será feliz". Los que nos detenemos a escucharlo contenemos la curiosidad con una expresión incrédula. Pero estamos atentos. Por un lado, porque el hombre sabe hacerse escuchar y, por otro, porque no tenemos nada mejor que hacer. A diferencia de otros pozos, éste se hizo popular cuando, con la ayuda de una megafonía sensacionalista, el charlatán empezó a anunciarlo como si de una atracción de feria se tratara. No cobra entrada, sólo pide la voluntad. Después de semanas de pensar mucho en ello, un día me tiro. Previamente le pago lo que considero justo a cambio de escucharle decir "serás feliz", así, sin dar más detalles. En un primer momento, la excitación me impide experimentar nada especial. Caigo, eso sí que lo noto, y también percibo que el pozo es muy oscuro, y que el agujero por el que me he metido se aleja rápidamente. Sin ver nada en absoluto, siento que la oscuridad se ensancha y que, aunque no dispongo de ninguna prueba que lo confirme, no estoy solo. Grito. Vuelvo a gritar. Como nadie responde, deduzco que los demás también están gritando y que si no los oigo es porque cada cual debe de gritar para sí mismo. Caigo. Y me caigo todavía más. Nunca habría imaginado que sería un pozo sin fondo. Pero, cuando me tentó para que me tirara, el charlatán no especificó, sólo dijo que, si lo hacía, sería feliz. Y lo cierto es que, mientras me precipito hacia unas tinieblas todavía más intensas que las de hace un rato - o las de hace meses, o las de hace años, ahora eso carece de importancia -, acompañado por otros seres que tan sólo intuyo, quizá sí soy más feliz de lo que era antes. Pero resulta difícil decirlo porque de antes no me acuerdo, oye.

PÁMIES, Sergi. "Si te comes un limón sin hacer muecas"

Maga Despistada dijo...

Pati, hoy me acuerdo de los viejos tiempos. Te llevo en el alma, siempre conmigo, siempre. Sigues siendo la más guapa de mis amigas.

Un abrazo lleno de magia.

Christopher dijo...

Alice pressed against the wall
So she can see the door
In case the laughing strangers crawl and
Crush the petals on the floor

Alice in her party dress
She thanks you kindly
So serene
She needs you like she needs her tranqs
To tell her that the world is clean
To promise her a definition
Tell her where the rain will fall
Tell her where the sun shines bright
And tell her she can have it all
Today
Today

Pass the crystal spread the tarot
In illusion comfort lies
The safest way the straight and narrow
No confusion no surprise

Alice in her party dressed to kill
She the thanks you turns away
She needs you like she needs needs her pills
To tell her that the worlds okay
To promise her a definition
Tell her where the rain will fall
Tell her where the sun shines bright
And tell her she can have it all
Today
Today

Alice
Dont give it way

Nickmad dijo...

Un beso Alice, no te olvidamos.

John Constantine dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=th8Y2V0qumE

Mendel Zweig dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Visitante Aleatorio dijo...

7.

http://www.youtube.com/watch?v=ZRlbcN1HCaU